viernes, 2 de noviembre de 2007

Comer para vivir

El día que tuve que enfrentarme a hacer una lista de compras e ir al súper yo sola, cai en cuenta de que de verdad me había ido a vivir sola, al principio tuve una room mate, pero era un recièn divorciada que lo menos que quería era echarse encima la carga de volver a cocinar, asi que pasadas las primeras dos semanas, y cuando ya se nos había agotado el listado de restaurantes con servicio a domicilio, me decidì a recorrer por mi misma las dos cuadras que separaban mi casa del supermercado y sus anaqueles repletos de ingredientes.

Pasada la impresión inicial descubrí que aquello no era tan malo, y hasta podia uno divertirse si le buscaba el lado amable al asunto, después de todo siempre me ha gustado observar a la gente y vaya si uno puede ver cosas peculiares mientras hace las compras. Lo cierto es que aprendí a valorar màs las horas que mi abuela se paso en la cocina inventandose maneras de complacer las barrigas y los paladares de la familia. Tambièn descubrí que me gusta cocinar y que hasta funciona como una excelente terapia ocupacional.

Aqui una de mis recetas predilectas:

Tortilla de queso

Ingredientes
2 huevos
2 cucharadas de crema
2 cucharadas de queso suizo rallado
sal y pimienta al gusto
Aceite de oliva

Preparación
Batir todos los ingredientes, sazonar con la sal y pimienta, engrasar un sartén con el aceite de oliva, verter la mezcla en el sartén, freir a fuego lento.

Nota: Los ingredientes son para una raciòn

1 comentario:

Duff Man dijo...

Haré mis tortillas a la Andrea, un día de estos. Gracias por la receta. Yo a veces me agobio, cuando entre anaquel y anaquel del super, me doy cuenta que sólo estoy matando el tiempo, teniendo ya todo lo que necesito en la carreta.