lunes, 9 de junio de 2008

Litio


¿Cuándo se irá el dolor, señora? preguntó la pequeña niña.
La mujer esbozo una sonrisa, le acarició la coronilla,
y sin decir una sola palabra, dejo caer una pildora blanca
sobre la mesa.

7 comentarios:

Súa Agapé dijo...

Me pregunto que tipo de píldora se encuentra sobre la mesa... interesante, muy bueno! saludos :D

Andrea dijo...

Sua: Gracias por la visita, y gracias por el comentario, creo que la pequeña niña verá todavía algunos otros colores en su camino.

PROSÓDICA dijo...

eso de depender del medicamento a tan corta edad es toda una desgracia. Imaginate vivir toda tu vida pensando que necesitas de una pequeña pildora para vivir mejor?.

Gracias por tu comentario en el blog, espero contar con tus visitas por mi casa con frecuencia.

abrazos

Duff Man dijo...

Tu post me recuerda una rola de los Chemical Bros.: The pills won't help you now. La nena necesita más que una pastilla, los nenes también.

J M dijo...

Amiga, visito tu blog para sentirte un poco más cerca. Te extraño, espero que estés bien. Tenemos pendiente un cafecito...

Maya dijo...

Muy lindo, en su extraña forma de inspirar ternura :)
Gracias por visitar mi blog!

Andrea dijo...

Prosódica, Duff man, y JM: Gracias por visitar, es un honor el que uds. me brinden su tiempo. Abrazos.

Maya: Bienvenida y gracias por el comentario, espero que este sea el inicio de una relación blog, bi-lateral.