lunes, 10 de noviembre de 2008

Y esto que nos trajo aqui hoy


Cierro los ojos y dejo que el agua tibia lave tu aroma, puedo escuchar tus pasos, torpes, descubriendo este nuevo espacio, cierro los ojos y puedo vernos hace 10 años, la veintena se nos acaba y un ultimo arranque de nostalgia te ha traido a mi.

Golpeas la puerta y preguntas por los filtros para el café, asi nos hemos vuelto de extraños el uno para el otro que ya nisiquiera sabemos esos pequeños detalles que antes nos eran tan cotidianos, todavia te recuerdo en la cocina de mi primer apartamento, sabias de memoria donde guardaba las cucharas, las tazas, los platos, la comida del gato.

Tarareas, no sabia que conservabas esa costumbre, tampoco sabia que te gustara esa canciòn, hay tantas cosas que tampoco yo sé de tí, recuerdo que disfrutaba cuando llegabas a abrazarme por la espalda y tarareabas en mi oido, hoy día ya no sé si me gustaria que lo hicieras, los años nos han ido cambiando.

Supongo que apareciste en mi puerta por la misma razón que otros se aferran a la juerga cuando el calendario les marca la llegada de los 30, supongo que sí que signifique algo en tus 20's, lo mismo que fuiste tú para mi, mis años obscuros, la pasión descubierta, los celos, el amor que destruye y edifica, la pèrdida de la inocencia.

Dejo que el agua tibia se lleve tu aroma, sonrío levemente, compartimos una taza de café,todavia somnolientos, las huellas de la pasión todavia latentes en nuestra piel, sonries, los mismos hoyuelos, las lìneas en tu frente cada vez màs notorias, un último beso, gracias, pero tengo que seguir con mi vida... y bueno, tú también.

13 comentarios:

Abril dijo...

Pareciera que hubieras sido mi testigo y estuvieras describiendo algo mio.

Se me puso chinita la piel. Como son estas historias tan comunes. Me causa risa y a la vez emocion.

Tambien casi tenemos 30, tambien fue hace 10 años.

Por ratos me alegra saber que pude dejar una huella tan grande en alguien. Por ratos me da coraje.

jajaja, yo escribi hoy algo parecido.

Te dejo un saludo grande.

passionendosruedas dijo...

HOLA!! muy bueno tu post! pero no se aflija compañera blogera...que salimos a flote, nos ponemos el casco, y seguimos rodando!!
Saludos!

Petoulqui dijo...

Estimada Andrea:

Estuve esperando tanto por este post. Hace bastante tiempo ingresaba a este blog con la esperanza de encontrar algún texto y nada...

Anoche se dio la agradable sorpresa, pero mi hermano quería usar la computadora para algo, no recuerdo qué, así que leí la entrada (tan rapidamente como me permitió la emoción) y me gustó bastante. Pensé en comentarte más tarde; sin embargo, ya eran altas horas de la noche cuando se desocupó el ordenador y supongo que, con emoción y todo, igual se me olvidó.

En todo caso, quería decirte que, aún si esta historia fuera común (y eso explicaría lo de "Lugares Comunes"), tu forma de relatarla es única. A veces me he preguntado qué es lo que causa que uno sienta afición por el estilo literario de alguien más. No lo sé, ni pretendo iniciar una perorata sobre eso (ya está suficientemente largo el comentario), pero es un hecho que éste es uno de mis blogs favoritos.

La premisa en este espacio podría ser "de lo bueno, poco", o como decía la segunda máxima del templo de Apolo en Delfos, "Nada en exceso" (se acomoda más la primera).

Espero la próxima entrega.

Como siempre estoy divagando, así que hasta aquí el comentario.

Saludos,

Peto

Andrea dijo...

Abril: En cuanto lei tu comment me fui a leer tu post, buenísimo! y sí estas historias abundan, celebremos entonces el haber dejado huella en alguien y el haberle permitido entrar a nuestra vida. Abrazos.

Passionendosruedas: Antes que nada bienvenida y me parece genial tu "username", gracias por visitar, y no te ocupes el animo esta a millón. Abrazo

Peto: Que alegria tenerte por acà,que te puedo decir yo tambien me pregunto qué es lo que hace que nos identifiquemos con los textos de alguien, debe ser algún link invisible que anda por alli, de nuevo gracias por estar pendiente, hare lo posible porque esta vida moderna no se inmiscuya tanto en mis deseos de postear màs seguidos. Abrazo

dispersa dijo...

Hola!! q buen relato,es tremendo q todas las décadas pasa algo así,o sea q sacaría los veintipico y pondría treinta y pico,y ahi si,q similitud...por qué con las personas más cercanas o amadas pasará lo q tan bien describiste..ayy no ¡¡q no decaiga!!! estoy muy melánclica hoy,censuro ese pensamiento.
Un gusto encontrarte volveré.
Desde los calurosos infernales días de Bs AS,te dejo un beso

dispersa dijo...

te linkee.

buen finde

un beso

Andrea dijo...

Dispersa: Bienvenida! Es increible la cantidad de coincidencias, es increible que con diez años de diferencia y con miles de kilometros de distancia nos hayamos encontrado compartiendo esta experiencia. Que no decaiga el animo, usa la melancolia como inspiraciòn. Abrazos.

Gracias por el link, a propósito ¿Cómo se linkea? ja ja ja he intentado hacerlo pero no se cómo :)

Andrea dijo...

Hay una ternura muy especial en lo que relatas!
----------------------------------
No diré que me identifico con este pero debo decirte que hay algo en tus textos que no deja de sorprenderme iba leyendo y pasaba a otro post y me identificaba cada vez más... y va más allá de nuestros nombres... :0)

::Lindo blog, saludos::

Andrea dijo...

Andrea: Tocaya! bienvenida, espero contar con tus visitas más a menudo, gracias por los comentarios. Notaste que además de llamarnos igual ambas somos capricornianas?. Abrazos

PROSÓDICA dijo...

Uuuuullluuuuuuugggrrrruuunnnnn. Regresaste con ganas andrea.

me remito a dejar un silencio... vos sabrás interpretarlo amiga.

Srta. de Cuchipu dijo...

Es triste, melancolico, trite y precioso a la vez. La vida tiene unas etapas que tenemos que afrontar de un modo u otro.

No se como llegué hasta tu blog, solo se que volveré.

Un abrazo.

Andrea dijo...

Prosódica: Silencio interpretado...Abrazos querida.

Srita. de Cuchipu: Lo que sea que te haya traido hasta acá sientete bienvenida. Gracias por tomarte el tiempo para leer y comentar. Abrazo.

Tatuelo dijo...

Lindas piernas, y muy bonitas manos, muy finas.