jueves, 8 de enero de 2009

Mi pequeña caja de Pandora


Allí estaba ella, tan linda, debajo del árbol de navidad y justo al lado de unas graciosas ovejitas de barro, se veía tan tentadora con su moña verde obscuro y su pequeña tarjeta ostentando la fotografía de una esfera dorada; llegado el momento del intercambio de regalos experimenté el mismo aleteo de mariposas en el estómago de mis primeras navidades, después de todo en los años recientes los regalos de mi madre habían consistido en sobres con dinero en efectivo o algún artículo previamente elegido por mí, pero ahora allí estaba ella, la misteriosa caja de cartón reciclado con su lindo moño y sus infinitas posibilidades. ¿Qué será? , ¿La colección de Virginia Woolf que vimos en Sophos?, ¿Un nuevo equipo de sonido?, ¿Las 3 temporadas completas de Dexter? ¿O serán las temporadas de Supernatural? ¿O aquellas estrafalarias bocinas para el Ipod? Noté que tomó la caja con cuidado así que deduje que el contenido era frágil, por lo que taché de mi lista los libros y los DVD’s, después de todo una sacudida no les hace daño, “Feliz Navidad nena” me dijo con una gran sonrisa en los labios, que no fui capaz de interpretar hasta que destape el regalo. Allí estaban todas ellas, en sus lindos frascos de colores y con sus promesas de una piel tersa, impecable, sin arrugas ni líneas de expresión, cual trasero de bebé, parpadeé un par de veces hasta que procese el acontecimiento: mi madre me había regalado una caja llena de cremas anti-arrugas, anti-manchas, anti-flaccidez, anti-edad, es en serio en el reverso de uno de los potes se puede leer “crema anti-edad”, todavía me preguntó si será capaz de congelarme el calendario. No pude sino pensar en Dorian Grey cuando observa el lienzo con su retrato por vez primera, recordé la angustia y la rabia del personaje al enfrentarse al hecho de su futura decadencia, la imagen en el cuadro permanecería por siempre hermosa mientras a él se le iban a formar bolsas en los ojos, y a cubrírsele el rostro de arrugas y manchas hepáticas, recordé su amarga y banal sentencia “Sé ahora que cuando uno pierde la belleza, lo pierde todo con ella” Quizá sea una exagerada pero me sentí como si hubiese destapado la caja de Pandora y las calamidades estaban ahora sueltas, claro, la sensación me duró un par de minutos, pero después me quedé analizando en que lo de las cremas tiene algo de simbólico, el tiempo no se detiene y me tengo que ir adaptando, y así como antes no importaba mucho si lo único que tenía era una crema limpiadora y el bloqueador de sol, y andaba por la vida un tanto al garete, ahora tengo que elevar el mantenimiento a la par que mi vida de joven adulta va pasando poco a poco a otras etapas He intentado mantener un nivel razonable de vanidad, pero creo que en parte –no puedo creer que en realidad vaya a decir esto- mi mamá tiene algo de razón (solamente algo, un poco, un ápice apenas), y ahora que ya me queda poco de la veintena y ya superé aquello de “Vive rápido, muere joven, y deja un cadáver hermoso”, sería bueno irme cuidando un poco más, vamos que este cuerpo es el único que tengo y afrontémoslo hay que estar sano y en “buen estado” para poder funcionar correctamente. Conozco a mi madre, y es muy probable que el regalo de las cremas haya tenido más que ver con su propio proceso de, vamos a llamarlo maduración, que con el mío después de todo ella quiere seguir manteniendo su estatus de mujer no mayor, también sé que su maquinaria mental va más allá de la vanidad y es el asunto de la mortalidad lo que le ha de estar rondando en la cabeza P.S. Le estoy dando una oportunidad a las cremas –sin obsesionarme- y aunque no sé cuál de todas es la que está funcionando ya alguien me dijo que la piel se me ve “luminosa” lo que sea que eso signifique

11 comentarios:

Skunk LR dijo...

como que el inicio de año nos esta pegando a todos... porque ya comenzamos con las reflexiones de la edad... la nostalgia nos ataca mas seguido y cada vez la musica moderna nos gusta menos... pero es bueno cuidarse, es bueno. ... saludos amiguis!!!

Andrea dijo...

Stan,skank, whoever : A mí ya se me curó la nostalgia ;) y la música moderna todavía me sigue gustando,menos el reggaeton,claro, eso no tiene que ver con la edad sino porque tengo el oido curado, pero sí, a todos nos toca el momento de decir "Chin...si ya no soy un polluelo, ni modo a cuidarme".Eso sí me rehuso a renunciar por completo al desmadre, un poco de cuando en cuando ayuda también a mantenerse sano. Abrazos

Félix dijo...

Yo he decidido a no más celebraciones de cumple años
Ahora celebro mi nacimiento jejejeje siempre hay que tener un pretexto para la parranda.
Los vinos entre más viejos salen mejor….

Petoulqui dijo...

Estimada Andrea:

Primero, feliz año 2009 (no soy afín a las celebraciones, he de reconocerlo, pero tampoco está de más...).

Segundo, qué agradable es leer uno más de tus textos (ya sabés que me gustan bastante). Interesante la reflexión, ciertamente.

Y bien, el tema de la vida y la muerte (la mortalidad, la finitud, nuestro carácter efímero como especie y como individuos) y el proceso de envejecimiento. Definitivamente, Dorian Gray, es ejemplar al tratar el tema. Es uno de mis libros favoritos.

Tercero, "Y que lo bueno sólo añeja." Escribí una vez, y aún cuando no es una idea original, me venía a la mente una y otra vez mientras leía tu post, y reitera lo escrito por Félix, "Los vinos entre más viejos salen mejor…."

Cuarto, "Al César lo que es del César...". No sé porqué a Ellie, la de la novela "Contacto" de Carl Sagan, le disgustaba tanto esta frase. A mí me parece que nos recuerda que todo en su momento, en su lugar y como corresponde.

Quinto, y eso del choque generacional es algo que no va a terminar más que con el fin de la especie...

En fin, qué buena entrada.

Saludos,

Peto

Abril dijo...

Como es eso verdad? con los regalos la gente casi nunca queda bien conmigo. Y los desatinos que mas me duelen son los de mi pareja. Pero igual que tu, con el tiempo los he aceptado con otra cara, con madurez y descubriendoles el significado "oculto" que trae ese regalo.... al fin de cuentas viene con el corazon.

Un abrazo querida, feliz 2009

el yorch dijo...

Ala gran jeje yo senti algo parecido pero cuando mi papà decidio regalarme una camisa para una navidad, y cuando vio mi expreciòn me dijo "esque ya no estas para juguetes" uuu, pero bueno es el ciclo de la vida o algo asi, feliz año Andrea un abrazo grandote.

シbilly dijo...

me encantan las cajas de pandoras, saludoss

Miss Penny Lane dijo...

la pinche manía de las mujeres por que no envejezcamos (wuajajaja... no sé si existe esta palabra). Es que ver que una se deteriora es recordar que yo me deterioro también....

Ay que en envejecer con gracia. Sin perder el glamour ni las buenas costumbres. Y disfrutar las malas costumbres.

Yo estoy saliendo de la adolescencia (bueno, hace varios años ya, pero hasta ahora me di cuenta). Y encontré una arruguita que se me hace de tanto reírme. Es la arruga más simpática que he tenido. Un recordatorio que soy feliz....

PROSÓDICA dijo...

yo tengo miles de estas cremas y nunca me las hecho, me da un cachín de pereza. ojalá y no me ande arrepintiendo luego :S

feliz 2009 y un fuerte abrazo.

PROSÓDICA dijo...

Gracias amiga por andar pendiente de mi!!!, ya medio volvì jajaj.
abrazos

Ercrá dijo...

Creo que debes darle una oportunidad, seguro que dan de sí mucho. Todo por estar un poco más guapa. Nunca está de más. Saludos.