lunes, 13 de abril de 2009

Sàbado de Gloria


"Un último chapoteo y te alcanzo en el carro"


Volver a la ciudad, a la realidad, a ponerme zapatos, al tráfico, a mi amado caos/controlado...


Caruso nos acompaña en el primer tramo, hace la despedida más dramática, escuchar su voz tensa y grandiosa mientras veo el sendero del hotel hacerse más pequeño en el retrovisor me hace recordar a Susanna Kaysen...


-"De qué te reís?"

- "De nada...yo me entiendo"

- "Bueno"


Nota mental: Debo aprender italiano, es una pena no entender qué dice Caruso.


Silencio...semi-silencio, solamente el sonido del motor y la respiración de los que duermen en el asiento de atrás, intento dormir también pero no puedo, meter los pies en el agua helada a las 8 de la mañana talvéz no fue la mejor idea, cochina rinitis.


-"Tengo hambre!"

-"Ya vamós a llegar a Katok, aguantate"

-"Simón, como no es tu estómago...cerote".


Cerote... tan guatemalteco, como el pepián.


Cumbia, la pollera colora'...me gusta esta mezcla de ritmos, que aburrido si escucharamos solamente rock, o a Britney, o a Elvis Crespo...Enrique Bunbury está sobrevaluado, ya está! lo dije.


Mmm... desayuno, Katok, chocolate caliente, justo lo que mi mente y mi cuerpo necesitaban, amigos, tan pocos, tan escasos, los valoro.


"Well theres floodin down in texas/all of the telephone lines are down/And Ive been tryin to call my baby/lord and I cant get a single sound" La ciudad nos recibe Stevie Ray... " Well dark clouds are rollin in/man Im standin out in the rain /Well dark clouds are rollin in/man Im standin out in the rainYeah flood water keep a rollin/man its about to drive poor me insane".


Llegamos, Ciudad de Guatemala, la locura, la psicoquis, nuestras vidas, Calzada Roosevelt, igualita, atestada, no es tarde, no es temprano, es otro día más; tálvez muchos otros igual que nosotros pensaron que sería mejor volver en sábado...Sábado de Gloria, mi madre me llama.


-"Ya regresaste"

- "Ya"

-"Que bueno...te dejo, ya me voy a la procesión".


La mejilla presionada contra el vidrio, no sé que cara traigo, creo que de cansancio, pero la conductora del auto de al lado, me sonrie y luego pone cara de puchero y con las manos me indica que cambie el gesto, sus labios siguen sus manos y ahora sonrie; sí, al parecer doy la impresión de estar triste y ella quiere que dibuje mejor una sonrisa.


Sonrío, algo me sucede adentro porque una completa extraña dejo que los energúmenos de atrás le bocinaran, porque quería recordarme a mi, a la extraña del asiento de pasajero, del auto a su izquierda, que siempre es mejor sonreir. Adíos extraña, que te lo pases lindo, que nunca te conviertas en estadística en esta ciudad de locos.


Me encanta el humor ácido "Highway to Hell" perfecta para cruzar el periférico, el centro de la ciudad, mi hogar, me espera.


-"Sí que somos unos cochinos, los chapines"

-"Mirá cuanta basura, no que el camión de la muni va atrás de las procesiones pues"

-"Si, pero no hay suficientes botes de basura, y un camioncito y tres barrenderos no alcanzan"


Es cierto, hay basura por todos lados, cajas individuales de pizza, vasos de duroport, latas, aserrín, venganos el fin del mundo y el calentamiento global en tu reino.


Aserrín de todos los colores, seguramente hay un poco de todas las alfombras de toda la semana santa, (Nena, es con mayúscula, no seas blásfema)... no! a mi me gusta con minúscula y así se queda.


Con tanta basura, con tanto cucurucho vestido todavía de luto, y tanto aserrìn regado, el centro de la ciudad se me hace una de aquellas mujeres (yo misma) al día siguiente de una gran fiesta, después de las mejores galas, de los piropos, de los excesos...llega el momento del rimmel corrido, del paladar con sabor a cenicero, de la resaca.


Sàbado de Gloria, bienvenida Andrea a casa.


-

8 comentarios:

@... dijo...

Me parece cada vez más que Highway to Hell es una escucha obligada para todos los viajes. También nos sonó más de una vez durante la ida y el regreso.

Andrea, bienvenida de nuevo a la ciudad de la contradicción, a la ciudad maldita.

chilangoleon dijo...

bonitas=pierniculas

Andrea dijo...

@... : Totalmente de acuerdo Higway to Hell es música para viaje de carretera. Amo esta ciudad; por cierto pasé el otro día por tu blog/casa...bueno,muy bueno,te "caeré" por allá más seguido.

Chilangoleon: Mmm...¿Gracias?

@... dijo...

También me gusta la ciudad, parece salida de la imaginación. Y gracias por la visita, cuando tengás tiempo te espero por allá.

Gracias también por esta publicación, me inspiró.

Cris Tokoloshe dijo...

Como dicen arriba, está inspiradora la descripción, bien contada, economizando palabras, con sabores y sensaciones y música incluida en el rompecabezas que se arma en el cerebro.

No sé por que pero me gustan mucho las canciones donde los videos se filman en carro, manejando, viajando, a veces por molestar, a veces para sobrevivir y otras por un encuentro.

Yo regresé domingo temprano de la Costa pero ya estoy planeando un mi pequeño y sencillo fin de semana por el Lago.

Duff Man dijo...

Esta Guate... ciudad extraña. Felicidades por el viaje, ya me diste ganas de retomar mis estudios de italiano: últimamente apesto. Abrazos!

Andrea dijo...

@: Te visitaré más seguido. Abrazo

Cris Tokoloshe: Se me viene a la mente un video de Alannis, otro de Red Hot Chilli Peppers y uno de Audioslave...sí, los roadtrips son lo máximo.

Andrea dijo...

Duff: Inscribamonos a las clases de italiano pue' ;)