jueves, 7 de enero de 2010

Frágil

Su sola mención bastó para invocarlos, y ahora puedo sentir sus alas de murciélago chocar contra las paredes de mi cráneo; "tu vida no es perfecta" me repiten incesantes, y para asegurarse de que no lo olvide me dejan millares de diminutas banderas clavadas en el corazón, pobrecito músculo, pobrecita Andrea, la euforia de ayer no era más que una niebla pasajera, abre los ojos.

4 comentarios:

Prado dijo...

Para la gente como nosotros, la vida dura un día. En la noche te mueres. Y renaces en la mañana, como una persona distinta. Cuando uno encuentra la pequeña pero vital parte que permanece y la abraza, se va la angustia. Y las emociones son como olas que navegas. De eso va al menos mi vida. Que estés bien. Un abrazo.

David Lepe dijo...

Me alegro que hayás retomado tu blog. Un abrazo.

Sergio dijo...

la vida no es mas que una sucesion incontable de oportunidades dejadas de lado, de opciones tomadas precipitadas y de algunas afortunadas soluciones. Espero que estas palabras ayuden en algo a superar el momento, de cualquier color que este sea, y que sepas que aunque a travez de este medio un tanto inpersonal, hay quienes estamos pendientes de ti. Un abrazo.

Lorena Machuca dijo...

Me encanta tu foto en el título... y ahora me siento un poco como tu post. Push, push, you need to push more. Como una pajarita que estaba orgullosa de la rama a la que había llegado, pero debe volar más allá.
Saludos!