lunes, 14 de enero de 2008

No hay que callar


Era diciembre y mientras algunos nos escapabamos de la realidad cotidiana, inmersos en convivios, viajes familiares, orgias consumistas a última hora en el mall de moda, o simplemente nos regodeabamos en nuestra abulia; los diputados , carroñeros y cinicos, se auto recetaban un aumento de salario, para los que retuvieron la curul, y una indemnización (jugosa, abultada), para los que no se sacaron la loteria electoral, henchidos de repudio los chapines se volcaron a la protesta; con la cola entre las patas y rumiando su derrota dieron marcha atrás,hubo algunos que se dieron baño de pureza y salieron a declarar a cuanto periodista incauto se les atravezó "que ellos jamàs apoyaron tal disparate, y que estaban conscientes de que el decreto generaria el repudio público".

Hoy 14 de enero, a minutos del cambio de gobierno nos topamos con que los mequetrefes del congreso, no pudieron largarse nomàs por la buena, y entre sus últimas infamias, han dejado sin presupuesto a la Fundación Marco Antonio, que provee de medicamentos y tratamiento médico a pacientes diagnosticados con VIH.

Acá el comunicado de prensa de la Fundación Marco Antonio. Pronunciemonos, recordemos que si callamos nos convertimos en cómplices.

Fundación Marco Antonio
COMUNICADO

A las recién electas autoridades, la comunidad internacional, nacional, organizaciones de derechos humanos y población guatemalteca, hace saber:

Que la FUNDACIÓN MARCO ANTONIO (FMA), es una organización no gubernamental legalmente constituida, establecida legalmente mediante el Acuerdo Ministerial 242-96 del Gobierno de Guatemala.

La FMA surgió de la necesidad de cambiar y mejorar la calidad de asistencia que enfrentan las personas de escasos recursos afectadas por el VIH/SIDA, las cuales al encontrarse en fase de crisis no reciben la atención médica digna y necesaria.

Durante 9 años la Fundación Marco Antonio ha trabajado conjuntamente con el Gobierno de Guatemala para la provisión y descentralización de los servicios para la Atención Integral de Personas Viviendo con VIH o Sida, mediante la cooperación financiera del gobierno central a través del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social –MSPAS-.

Mediante la publicación y oficialización del Decreto 70-2007 del Congreso de la República publicado el 18 de Diciembre de 2007, para el Presupuesto General de la Nación 2008, el cual viola el derecho a la salud y la vida, al quitarle a la Fundación Marco Antonio el presupuesto para suministrar Atención Integral a 1,050 personas afectadas por la epidemia del VIH.

Las implicaciones de esta decisión tendrán un alto impacto en la vida de estas personas, y sus familias, puesto que el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, por si mismo con un presupuesto ya deficiente para enfrentar las múltiples necesidades de la población en general no podrá designar fondos de otros programas para garantizar la cobertura de quienes viven con VIH o Sida, puesto que ello atentaría contra la cobertura de servicios. Actualmente la Fundación Marco Antonio atiende al 10.46 % de pacientes con necesidad de Terapia Antirretroviral del país, y brinda alrededor de 343 servicios de hospitalización anual a personas severamente dañadas por su condición de VIH positivos, entre otros servicios como la provisión de leche maternizada para bebés en riesgo de infección por ser hijos de madres VIH positivas también que no cuentan con recursos económicos que garanticen la protección de una posible infección a estos nuevos y nuevas guatemaltecas que no pueden decidir por si mismos su estatus.

Adicionalmente la FMA desarrolla esfuerzos continuos destinados a la prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual y VIH, con diferentes poblaciones, alcanzando en el año anterior un total de 29,593 personas abordadas, con el fin de incidir directamente en la reducción de nuevas infecciones, así como mejorar la salud sexual y reproductiva de los y las guatemaltecos.

Es bien sabido por la población los múltiples problemas que enfrentan los Hospitales Nacionales, y las anteriores rupturas de tratamientos que estos han tenido en el año anterior, así mismo estos no tienen la capacidad para poder atender a estos pacientes. El negar la posibilidad de garantizar estos servicios solo incidiría en un aumento y saturación de los servicios, así como servicios de baja calidad.

Esta medida obligará a la Fundación Marco Antonio al cierre de los proyectos Hospitalarios Hogar Marco Antonio y de la Clínica Yaloc, anteriormente manejada por Médicos sin Fronteras Francia, lo cual también atenta con los compromisos anteriormente suscritos entre el gobierno central y la cooperación internacional.

Porque velar por el derecho a la salud y la dignidad humana debe ser un esfuerzo en común, hacemos un llamado urgente al Presidente de la República, Vicepresidente, y al Congreso de la República, para que el presupuesto de la Fundación Marco Antonio para el año 2008 sea nuevamente asignado, y nos permita continuar en este esfuerzo.

1 comentario:

Duff Man dijo...

Merecen hemorroides, grandes. Un abrazote!